Apasionados del mundo del vino y todo lo que se destila a través de la historia de este noble producto, hoy en Bodegas CHP hemos querido hacer un recorrido a través del tiempo, recogiendo anécdotas muy valiosas sobre su evolución a lo largo de los siglos.

Desde los primeros indicios, llegamos hasta la época medieval con las particularidades que han ido aportando cada una de las culturas donde el vino ha sido un emblema. Muchos son los estudios que dan prueba de ello. Aquí un breve recorrido para saber más acerca del vino y su historia:

Wine Making

LOS INICIOS

Es una creencia generalizada que los comienzos de la elaboración del vino se ubica en una extensa zona situada al sur del Cáucaso: situado entre Georgia, Turquía, Armenia e Irán. La uva primigenia era la vitis vinifera sylvestris y se han recogido numerosas evidencias arqueológicas en las inmediaciones de Turkmenistán, Uzbekistán y Tajikistan datadas desde el NEOLÍTICO hasta comienzos de la ÉPOCA DE BRONCE.

EL ANTIGUO EGIPTO

La primera evidencia arqueológica de machacado de las uvas con intención de extraer vino se puede observar en las representaciones del reinado de Udimu. El vino era considerado un lujo reservado a los sacerdotes y a los nobles, sin embargo en los periodos festivos lo escanciaban hasta los egipcios de las clases más bajas. Los egipcios atribuían la invención del vino al dios Osiris, padre de Horus y dios de la agricultura. El vino se guardaba en ánforas recubiertas en su interior con brea y se sellaban con barro, de tal forma que el vino se conservaba durante años en tales recipientes. Estas ánforas formaban parte de los alimentos funerarios que se dejaban dentro de las mastabas y pirámides.

LA GRECIA CLÁSICA

El vino llegó a Grecia vía la isla de Creta, muy probablemente procedente de Egipto y Fenicia. Desde este primer emplazamiento el vino fue cultivándose a lo largo de Sicilia, sur de Italia y Libia. Se puede decir que desde los años 700 a. C. el vino ya era una bebida corriente en Grecia; se solía beber aguado. En la antigua Grecia la adoración por el vino llegó a popularizarse y le asignaron un patrón entre los dioses: Dioniso. El vino era empleado en las libaciones a los dioses, así como en los ritos funerarios y fiestas comunales. Los griegos expandieron el cultivo de la vid en la zona DEL Mediterráneo.

EL IMPERIO ROMANO

Los romanos comenzaron la técnica del injerto en las cepas de las vides y continuaron con la tradición egipcia de almacenar y transportar el vino en ánforas selladas, pero también empleaban cubas de madera (un invento procedente del norte de Europa) y que posteriormente durante muchos siglos llegó a ser el recipiente normal para almacenar y transportar el vino. Algunos de los escritores e historiadores de la época, como Plinio el Viejo en su Naturalis Historia, dedica el libro XIV29 al mundo del vino empezando a describir una gran cantidad de variedades. El efecto de divulgación del vino que hizo durante el imperio romano fue muy extenso en Europa ya que plantó viñas en todos los territorios ocupados.

LA EDAD MEDIA

La necesidad de vino para la consagración en la misa hace que las órdenes religiosas hicieran posible que, tras la caída del Imperio romano, se mantuviera el cultivo de la vid en ciertas zonas de Europa, este es el caso de la Orden de San Benito que mediante el trabajo de sus monjes en los Monasterios mantenía el conocimiento y el cultivo de la vid en viñedos acotados (denominados clos). Debido a los crecientes saqueos de Conventos y Monasterios, tras la caída del imperio romano, las cubas de vino se “refugiaban” en sótanos junto con los demás víveres. De esta forma tan casual encontró el vino un sitio adecuado para reposar, creando por primera vez las bodegas.

Sin duda, el recorrido es apasionante. Si quieres saber más sobre el tema te recomendamos el post “La Historia del Vino” o el artículo de Curiosfera, que nos han parecido muy interesantes. Nosotros seguiremos nuestro recorrido a través de la historia en próximos artículos, donde el vino, nuestro principal protagonista, nos inspira cada día.

 

Fuente